140723 Awards

ARN digital. Análisis y reflexión de la noticia.

  • facebook
  • google+
  • linkedin
  • rss

lupa

Sábado 20/09/2014. Actualizado 01:51h.

economía

MIÉRCOLES, 15 DE FEBRERO DE 2012

España critica la opacidad y los escasos controles del acuerdo comercial de la Unión Europea con Marruecos


El Parlamento Europeo debate, dividido, sobre el acuerdo comercial con Marruecos que se aprobará el jueves. Dacian Ciolos promete controles “muy estrictos” a la entrada de tomate marroquí

Ana María Núñez-Milara / Bruselas
EP
EP

La Eurocámara ha debatido este martes el polémico acuerdo comercial con Marruecos, que prevé liberalizar el 55% de las importaciones a la Unión Europea. Los eurodiputados han dejado en evidencia su división en torno a este convenio. Los partidos mayoritarios defienden la aprobación del tratado, mientras que los verdes y las formaciones de izquierda lo rechazan porque consideran que incumple determinadas condiciones sanitarias, económicas y humanitarias.
El acuerdo, que se votará definitivamente este jueves, está plagado de puntos controvertidos que han sido objeto de denuncia por parte de los agricultores españoles. Destaca la falta de controles estrictos de los volúmenes de importación de los productos marroquíes, especialmente por la práctica ausencia de controles en las fronteras. Esto provoca enormes daños a las producciones españoles, especialmente al tomate. “Es alarmante”, declara para ARNdigital Pedro Narro, director de la oficina de ASAJA en Bruselas, que protesta por la “poca claridad” que existe a la hora de presentar facturas e indicar qué cantidades se envían a territorio europeo.

En este sentido, el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, ha anunciado durante el debate en Estrasburgo que se comprometerá a realizar un seguimiento “muy estricto” de las cantidades importadas, especialmente para los productos más delicados, como el tomate. No ha detallado, sin embargo, de qué manera llevará a cabo esta vigilancia, que esperan impacientes los agricultores.

El sector hortofrutícola español teme que el nuevo convenio afecte a sus producciones al traer a Europa un producto más barato. Estiman que, de aprobarse, los agricultores perderán entre 8.000 y 10.000 millones de euros al año. Para tranquilizarles, el comisario europeo les ha lanzado un guiño, explicando que el acuerdo “garantizará el futuro” de sus productos, es decir, del tomate, el pepino, el calabacín y el ajo.

También ha explicado que Marruecos se toma “muy en serio” el aspecto sanitario, como asegura que han demostrado las últimas inspecciones que ha llevado a cabo la UE. Este punto es especialmente sensible entre los agricultores españoles. Pedro Narro denuncia que los socios marroquíes no siguen los mismos controles en materia de seguridad alimentaria que los europeos, al utilizar, por ejemplo, determinados pesticidas que están prohibidos en territorio comunitario. Bruselas insiste en que “la seguridad de los consumidores no es negociable”.

El acuerdo se olvida de los derechos saharauis

Pero el aspecto que levanta más ampollas entre los eurodiputados del partido de los verdes y los representantes de la izquierda, es el relacionado con los derechos humanos, especialmente en lo que concierne al Sáhara Occidental. Los eurodiputados Willy Meyer, Raül Romeva y Sosa Wagner han denunciado que el acuerdo olvida el derecho internacional al violar los intereses de este territorio. “¿No les importa que incluya un territorio que no es de Marruecos? Más dignidad y respeto al derecho internacional”, ha espetado Meyer entre tímidos aplausos.

El resto de eurodiputados hace oídos sordos a esta reivindicación y defienden “los progresos” que ha hecho el reino de Marruecos hacia su población. “Es el único país que ha cambiado su constitución, representa una realidad estable y una puerta al continente africano”, alegaba la popular Cristiana Muscardini ante el pleno de Estrasburgo. “Supondrá el refuerzo democrático en Marruecos”, continuaba el liberal Metin Kazak. “El acuerdo contribuirá a reducir la pobreza y a promover la paz y la prosperidad en la región”, insistía.

Precisamente este es uno de los aspectos que más han denunciado nuestros productores. Consideran que si los productos hortofrutícolas llegan más baratos a Europa es, entre otras razones, porque la mano de obra roza la esclavitud. Pedro Narro denuncia que el jornal en Marruecos se paga a 60 céntimos la hora, mientras que en España asciende a 60 euros. En este terreno entran a jugar las multinacionales marroquíes, según acusa el responsable de ASAJA en Bruselas. “Parece que hay que justificar que el acuerdo beneficiará al bienestar de los agricultores marroquíes, pero no es verdad: sólo favorece a tres o cuatro grandes grupos exportadores, algunos con capital europeo”, se quejaba.

“Lo único que quieren ustedes es privilegiar a las multinacionales que llevan a la ruina a las pequeñas y medianas empresas, en Europa y en Marruecos”, denunciaba Willy Meyer.

El Parlamento Europeo votará el próximo jueves el acuerdo, que estará vigente durante al menos diez años. La Comisión y el Consejo han pedido a los eurodiputados que lo respalden porque consideran que es un convenio “abierto y transparente” y que “abre las perspectivas comerciales para nuestro sector agrícola”.

Lea también: Bruselas enviará a España un primer equipo de ‘asesores técnicos’

5 / 5 (2 votos)
  • Deja comentario
  • Imprimir
  • Recomendar artículo
  • Aumenta fuente
  • Disminuye fuente


  • Delicious
  • Menéame
  • RSS

Comentarios
Deja tu comentario
Nombre

Email






140717 AAwards
Más noticias
SÁBADO, 20 DE SEPTIEMBRE DE 2014
VIERNES, 19 DE SEPTIEMBRE DE 2014
Caixa 140901
Desayuno sin diamantes
Desayuno sin diamantes

Encuestas o principios

Mientras le doy al curro en mi humilde taller tengo tiempo de pensar en muchas cosas y darle vueltas en la cabeza a multitud de temas. Y algunos producen congoja. Como ejemplo. Me preguntaba dónde están todos esos personajes de la izquierda (los cazadores de subvenciones), que tanto pululan en el mundo del supuesto arte...

Lea más...

Iberia 140905 cinturon
Mapfre
Arce Restaurante

140723 Iberdrola